plancha sin cable

Plancha sin cable ¿Merece la pena? ¿Qué modelos hay?

Si estás cansado/a de complicarte con las tareas domésticas, tengo la solución perfecta: la plancha sin cable. Descubre cómo este innovador electrodoméstico puede hacer tu vida mucho más sencilla y cómoda.

Analizaremos una por una las principales características que hay que tener en cuenta antes de comprarla, todas sus ventajas y qué modelo puede venirte mejor para ayudarte en el día a día.

¿Prefieres ponerte en un lugar más cómodo? Las planchas inalámbricas te ofrecen la libertad de instalar tu tabla de planchar donde quieras. Libérate de las ataduras, olvida los cables cortos que limitan tus movimientos y prepárate para una experiencia de planchado revolucionaria.

REBAJAS
Plancha Freemove Rowenta

  • Plancha de vapor sin cable con tecnología inalámbrica con total libertad de movimiento
  • Potencia de 2400 W y suela Microsteam 400 láser que distribuye el vapor de forma uniforme sobre las prendas
  • Golpe de vapor de hasta 115 g/min y salida continua de vapor de hasta 27 g/min para las arrugas más rebeldes
  • Depósito de agua de 250 ml y sistema antical para conseguir el máximo rendimiento
  • Autoapagado: La plancha se apaga automáticamente después de 30 segundos en forma horizontal, o bien después de 8 minutos en posición vertical
  • Función antigoteo para prevenir manchas y dejar tus camisas impecables

REBAJAS
Russell Hobbs Plancha de Ropa Sin Cable

  • 2600 vatios de potencia
  • Tecnología One Temperature
  • Suela de cerámica
  • Capacidad del depósito de agua: 350 ml
  • Golpe de vapor: 210 gr/min
  • Vapor continuo: 45 gr/min.
  • Función antigoteo, antical y de autolimpieza
  • Apagado automático

REBAJAS
Plancha Fagor sin cable

  • 2600 vatios de potencia
  • Tecnología One Temperature
  • Sistema EasyDrive
  • Capacidad de 240ml
  • Golpe de vapor: 100 gr/min
  • Planchado vertical
  • Suela de cerámica y punta de precisión

¿Cómo funciona la plancha sin cable?

A simple vista, se asemeja a una plancha convencional, pero con la diferencia de que no necesita estar enchufada para calentarse.

Una plancha inalámbrica tiene dos partes: la plancha en sí, equipada con una batería recargable, y una base de carga. La batería (normalmente de litio) se recarga colocándola sobre la base durante el tiempo necesario para planchar la ropa.

Cuando la batería está a punto de agotarse, y dependiendo del modelo, sonará un pitido o se encenderá un LED que indicará que es necesario recargar la batería.

En cuanto a su manejo y funcionamiento, es prácticamente idéntico al de las planchas tradicionales. Simplemente hay que verter un poco de agua desmineralizada o destilada en el depósito, esperar a que se caliente y disfrutar de la comodidad de planchar sin cables.

Cómo elegir una plancha inalámbrica

Comprar una plancha de vapor inalámbrica puede marcar la diferencia si lo que buscas es agilizar y simplificar tus tareas domésticas.

Aparte de la frecuencia con la que planchas la ropa, hay ciertos detalles que debes conocer para asegurarte que el modelo que elijas se adapta a tus hábitos de planchado.

Necesidades de planchado

La mayoría de las planchas te permiten ajustar su temperatura para el tipo de tela que vayas a planchar, pero debes priorizar las características diseñadas para los tejidos que planchas más a menudo. Para tejidos más gruesos, asegúrate de que tu nueva plancha a vapor inalámbrica cuente con un buen golpe de vapor y rociado de agua.

plancha de ropa sin cable

Potencia y temperatura

Las planchas potentes alcanzan temperaturas más altas, planchan mejor y en menos tiempo. Aunque puede ser tentador no estar toda la mañana lidiando con las arrugas más difíciles, debes tener en cuenta que, cuanta más potencia, mayor será el consumo eléctrico.

Cuando se trata de planchas inalámbricas, es aconsejable buscar modelos con una potencia cercana a los 2000 vatios y que ofrezcan la opción de regular la temperatura. Así tendrás la tranquilidad de no quemar alguna camisa si te distraes o si aplicas demasiada presión en tus prendas más delicadas.

Golpe de vapor

Si quieres conseguir resultados impecables y eliminar las arrugas más rebeldes de una sola pasada, lo mejor es apostar por una plancha sin cable con un golpe de vapor que oscile entre los 20 y 40 g/min.

plancha recargable para ropa

¿Necesitas un poco de ayuda para dejar tus camisas impecables? 

La plancha inalámbrica Rowenta Freemove DE5010 te ofrece un golpe de vapor de 115 g/min y una salida de vapor continuo de hasta 27 g/min.

Aunque no alcanza temperaturas extremadamente altas, un poco de vapor es suficiente para eliminar las arrugas sin esfuerzo.

Tiempo de calentamiento

Las planchas inalámbricas tienen que recargarse con frecuencia en su base para volver a calentar la suela a la temperatura deseada.

La mayoría de los modelos actuales se calientan muy rápido, después de 20 a 45 segundos de uso deben volver a la base.

Es recomendable buscar modelos que tarden la menor cantidad de tiempo en alcanzar su temperatura original.

Peso y tamaño

Una plancha ligera es más manejable, especialmente si necesitas planchar grandes cantidades de ropa sin esfuerzo. Para prevenir dolores y molestias de muñeca, es conveniente decantarse por modelos que no pesen más de 2 kg y que se adapten bien a tu mano.

Si quieres sentirte libre y sin ataduras, te sugiero echar un vistazo a la plancha Russell Hobbs.

Con un peso de tan solo 1.59 kg, ofrece todas las características que se puede esperar de una plancha inalámbrica de vapor para el uso diario, combinando calidad y rendimiento.

plancha vapor sin cable
plancha planchas a vapor inalambricas

Material de la suela

Cuando se trata de elegir una plancha inalámbrica, debes tener en cuenta los materiales con los que está fabricada la suela.

Entre los más recomendados están el acero inoxidable, el titanio y la cerámica. ¿Por qué son tan buenos? Porque tienen propiedades antiadherentes y hacen que la plancha se deslice suavemente sobre cualquier tipo de tejido, eliminando incluso las arrugas más difíciles.

La forma de la suela puede variar, pero si optas por una con punta de precisión, te resultará más fácil planchar mangas, cuellos e incluso esos lugares complicados alrededor de los botones.

Ah, y no te olvides de los agujeros de la suela. Deben estar bien distribuidos y ser abundantes, para que el vapor se disperse mejor y conseguir un planchado uniforme por toda la prenda.

Seguridad y mantenimiento

Las planchas sin cable destacan no solo por su comodidad, sino también por ofrecer sistemas de seguridad y características innovadoras, entre las que no pueden faltar:

  1. Apagado automático: Una funcionalidad muy interesante para que la plancha se apague sola si no la estás usando, ahorrando electricidad y reduciendo el riesgo de accidentes domésticos.
  2. Control de temperatura: Facilita ajustar la temperatura ideal para cada tipo de tejido, evitando que la ropa se queme.
  3. Sistema antigoteo: Cuando la plancha está fría, impide que salga el agua para no dejar esas molestas marcas que deja el agua en la ropa.
  4. Sistema antical: Protege la ropa de residuos de cal y previene su acumulación en el depósito de agua, alargando así la vida útil de la plancha.
  5. Autolimpieza: Elimina los restos de cal y suciedad del depósito. Basta con rellenarlo de agua destilada, encender la plancha y pulsar el botón de autolimpieza.

Capacidad del depósito de agua

Para reducir el peso y que sean más fáciles de manejar, las planchas inalámbricas tienen depósitos de agua más pequeños.

Para que no tengas que preocuparte de quedarte sin vapor, un tanque entre 100 y 350 ml te ahorrará las molestias de tener que rellenarlo con frecuencia.

Es conveniente que el depósito sea extraíble y tenga una abertura lo suficientemente grande para rellenarlo fácilmente sin tener que hacer maniobras incómodas. Y si además es transparente, te ahorrará el estar pendiente del nivel de agua.

Ten en cuenta que un depósito demasiado grande puede hacer que la plancha pese más y sea difícil de manejar.

Autonomía de la batería

La duración de la batería depende del uso que le des a la plancha. Por ejemplo, si utilizas constantemente el golpe de vapor, la batería se agotará más rápido.

Para no quedarte a medias y que puedas terminar de planchar toda la colada, te recomendamos elegir una plancha inalámbrica con una batería de larga duración y de carga rápida.

Base de carga

La base de carga es un accesorio que se enchufa a la red eléctrica y sirve para recargar la plancha cuando no la estés usando o cuando necesites un chorro extra de vapor. Así, tendrás la plancha siempre lista sin tener que perder tiempo esperando a que se caliente.

Es conveniente que la base de carga sea ser estable, segura y fácil de guardar. Sería preferible que contara con un compartimento curvo o una parte donde puedas enrollar el cable de alimentación.

plancha de vapor sin cable
plancha plancha sin cable

¿Merece la pena gastar dinero en una plancha de ropa sin cable?

¿Es realmente imprescindible? Echemos un vistazo a los pros y contras de este práctico electrodoméstico.

Ventajas

  • Se calienta rápido: Con un tiempo de calentamiento relativamente corto, tendrás la plancha lista en cuestión de segundos. Perfecta para cuando tienes prisa y necesitas planchar algo con urgencia.
  • Un peso razonable: En comparación con las planchas tradicionales, las inalámbricas son más ligeras y manejables, normalmente suelen pesar menos de 2 kg.
  • Libertad de movimiento: Con una plancha de vapor inalámbrica tendrás la flexibilidad de hacer movimientos más ágiles y precisossin que un cable se interponga en tu camino. Además, podrás eliminar las arrugas de las zonas más difíciles de tus prendas desde cualquier ángulo con un simple giro de muñeca.
  • Sin limitaciones: ¿Te imaginas lo cómodo que sería planchar sin que se enrede el cable? Al no depender de un enchufe ni alargadores con los que podrías llegar a tropezar, podrás poner tu tabla de planchar dónde quieras.
  • Más versátiles: Se pueden usar cómo planchas de vapor verticales, por ejemplo, para las cortinas o las prendas que tengas colgadas.
  • Ocupan poco espacio: Con un tamaño relativamente compacto, puede guardarse fácilmente en cualquier sitio. Incluso podría servirte como plancha de viaje para tus próximas vacaciones.
  • Son más seguras: Puede ser muy peligroso dejar la plancha encendida, un pequeño descuido puede provocar accidentes, tropiezos o quemaduras en el revestimiento del cable. La plancha sin cable cuenta características inteligentes, el apagado automático o el control de temperatura las hace más segura que las planchas tradicionales.

Si bien ofrecen grandes ventajas, no son perfectas y presentan algunos inconvenientes que debes conocer:

Posibles inconvenientes

  • La duración de la batería puede variar considerablemente de un modelo a otro.
  • Aunque es inalámbrica, no podrás alejarte mucho de su base ya que necesita cargarse constantemente para mantener la temperatura.
  • Es más cómoda y ligera que una con cable, pero no se puede negar que la plancha de vapor inalámbrica no es 100% portátil, ya que depende de la estación de carga.

¿Cuánto tiempo se tarda en cargar una plancha de vapor sin cable?

La plancha sin cable se carga en muy poco tiempo. La mayoría de los modelos tienen un tiempo de carga que oscila entre 3 y 5 segundos, lo que proporciona una autonomía de 20 a 45 segundos. Por esta razón, es imprescindible tener siempre a mano la base de carga.

¿Las planchas inalámbricas son tan potentes como las de cable?

La potencia de una plancha sin cable se mide por la cantidad de vapor que es capaz de generar y por la temperatura que alcanza la suela.

Tomando como referencia las especificaciones técnicas, las planchas a vapor inalámbricas no son ni más ni menos potentes que las planchas normales. Efectivamente, es posible encontrar centros de planchado con una potencia entre 2000 y 2600 vatios, al igual que es posible encontrar modelos inalámbricos con la misma potencia.

En la práctica, el principal inconveniente de una plancha para ropa sin cable es la pérdida gradual de temperatura una vez que se retira de la base de carga. Después de aproximadamente un minuto, es posible que la plancha no esté lo suficientemente caliente para eliminar las arrugas más difíciles.

Scroll al inicio