limpiar placas solares

Limpiar placas solares ¿Cómo hacerlo bien?

¿Sabías que limpiar las placas solares un par de veces al año puede aumentar la producción de tu instalación fotovoltaica en un 20%?

A menudo, atribuimos la disminución de la capacidad productiva de los paneles solares a posibles problemas técnicos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que existen otros factores igualmente relevantes que pueden influir en su rendimiento a lo largo del tiempo. Uno de los más habituales es la acumulación de suciedad.

Aunque apenas necesitan mantenimiento, no es buena idea depender solo de la lluvia para lavarlos. Pero no te preocupes, te voy a explicar de forma sencilla como se limpian las placas solares y, sobre todo, qué errores no debes cometer para que puedas disfrutar de tu propia electricidad durante muchos años.

¿Cómo limpiar placas solares correctamente?

El lavado de paneles solares no es complicado, lo recomendable es utilizar una esponja y un jabón que no sea abrasivo. Puedes ayudarte de un paño suave para alcanzar más fácilmente los bordes y las esquinas para quitar todo el polvo que se haya acumulado.

Eso sí, asegúrate de usar siempre agua tibia (a temperatura ambiente), ni muy fría ni muy caliente, para evitar en la medida de lo posible un choque térmico y preservar la integridad de las placas solares.

En la medida de lo posible, lo más recomendable es utilizar agua destilada. Dependiendo de la zona en la que vivas, el agua del grifo puede contener demasiada cal, pudiendo llegar a dejar manchas blanquecinas o una fina capa en los paneles que podría impedir que la luz del sol llegue a las células fotovoltaicas.

Para manchas de resina de pino o los excrementos de pájaros, no utilices herramientas metálicas ni rasquetas limpiacristales, ya que podrían llegar a rayar la superficie. Incluso los arañazos más microscópicos pueden modificar la trayectoria de los rayos solares que inciden sobre el vidrio del panel.

Para las manchas más difíciles puedes utilizar la manguera del jardín y seguir frotando, o comprar una garrafa de líquido para limpiar placas solares.

paneles solares limpieza

Evitar limpiar los paneles solares cuando hay mucho viento

En días de mucho viento, hay más movimiento de polvo y arena. Estas micropartículas pueden acabar rayando el panel si se frotan con una esponja, un cepillo o un paño.

Después de la limpieza de las placas solares, la humedad del agua permanece en la superficie de 10 a 20 minutos aproximadamente.

Si los limpiamos cuando hay viento, lo que sucederá es que todo el polvo y la arena que arrastra se quede pegada en la superficie del panel, y, por consiguiente, una vez que terminemos de limpiarlos, es probable que vuelvan a ensuciarse en un par de horas.

Además, el viento puede aumentar el riesgo de caídas o accidentes, especialmente en tejados muy elevados o inclinados. Por lo tanto, para el mantenimiento y una limpieza de paneles solares a fondo, es mejor esperar a que las condiciones meteorológicas sean más favorables.

No utilices jabones o detergentes que sean muy abrasivos

Uno de los errores comunes que debemos evitar es el uso de jabones o detergentes abrasivos que podrían dañar la delicada superficie de los paneles fotovoltaicos.

Lo mejor es utilizar una pequeña cantidad de jabón neutro. Preferiblemente con ingredientes naturales y biodegradables para minimizar el impacto ambiental.

One Shot 1S-SPCHEC Limpiador de paneles solares concentrado con rociador de...
One Shot 1S-SPCHEC Limpiador de paneles solares concentrado con rociador de...
Limpia, protege y mejora la eficiencia del panel solar en un solo paso; Sin amoniaco, sin manchas, no deja manchas y de secado rápido

Como alternativa, puedes probar un limpiador antiestático que ayude a repeler el polvo de la superficie de los paneles, manteniéndolos limpios durante más tiempo.

Para el aclarado y enjuague final es preferible utilizar agua desmineralizada. una solución eficaz que no deja manchas ni halos sobre la superficie, además acelera el secado de los paneles.

Procura no limpiar las placas solares con agua a presión

Aunque puede ser tentador utilizar una hidrolimpiadora kärcher, es más recomendable frotar los paneles con una esponja, un trapo que no sea demasiado rugoso o con un cepillo.

De hecho, las empresas de limpieza profesionales, las que van a las instalaciones de autoconsumo en viviendas, suelen utilizar un cepillo para limpiar placas solares para dejarlos impecables.

Si están muy sucios, simplemente puedes usar una manguera de riego con un flujo de agua suave, evitando aplicar demasiada presión. Esto será más que suficiente para quitarles la capa de polvo y suciedad, permitiendo que tus paneles solares aprovechen al máximo la radiación solar.

como lavar los paneles solares

No lavar los paneles solares en horas de mucha radiación

Esto se debe a que, cuando los paneles están en pleno funcionamiento, es normal que alcancen temperaturas en torno a los 60 y 70 grados. En estas condiciones, existe el riesgo de sufrir quemaduras.

Lo mejor es hacerlo a primera hora de la mañana o al final de la tarde. Aun así, para la limpieza de módulos fotovoltaicos, recuerda siempre utilizar el equipo necesario, en este caso, unos guantes de seguridad para evitar tocarlos con las manos.

Antes de limpiar, desconectar los paneles de la tensión

Cuando nos disponemos a limpiar placas solares, tenemos que asegurarnos que todo el sistema esté desconectado y de que no haya tensión eléctrica para evitar cualquier riesgo eléctrico.

Los paneles deberían estar conectados a un panel eléctrico principal que suministra energía a toda la instalación. Este panel debería tener un interruptor principal para cortar la electricidad. Por lo tanto, antes de comenzar la limpieza de los módulos fotovoltaicos, es necesario desconectar la alimentación.

Recuerda que, aunque la energía de los paneles solares sea limpia y renovable, sigue formando parte de un sistema eléctrico, así que es imprescindible tomar todas las precauciones oportunas y apagar la instalación antes de limpiarla.

Toma todas las medidas de seguridad necesarias

Dependiendo de tu instalación, es probable que tengas que subir al tejado y necesites la suficiente libertad de movimiento para limpiar las placas solares a fondo.

Recuerda que estarás trabajando con electricidad y agua. Para evitar riesgos innecesarios, asegúrate de tomar todas las medidas de seguridad oportunas y contar con un equipo de protección personal (EPP) adecuado:

  • Botas o zapatos antideslizantes
  • Gafas antipolvo
  • Casco de protección
  • Guantes de trabajo reforzados
  • Ropa cómoda
  • Arnés de seguridad (si se trabaja a gran altura)

También debes tener cuidado de no pisar los paneles solares, y, sobre todo, no apoyar todo tu peso sobre su superficie. Aunque el vidrio es resistente, existe la posibilidad de que aparezcan micro fisuras en las células fotovoltaicas si soportan una carga demasiado pesada.

Si la inclinación del techo es demasiado pronunciada, puedes poner una escalera para acceder más fácilmente al techo, asegurarla correctamente, y usar una pértiga lo suficientemente larga o una escoba para limpiar placas solares.

empresas de limpieza de paneles solares

Llama a un profesional

En situaciones donde el acceso a los paneles solares resulte complicado, ya sea porque están demasiado altos, en tejados demasiado inclinados que dificulten su limpieza. Si te sientes inseguro/a porque no tienes los conocimientos, las herramientas ni el equipo necesario para lavarlos por tu cuenta.

Lo más recomendable es contratar los servicios de una empresa especializada en limpiar placas solares que disponga del personal, los equipos y los productos adecuados para asegurar una limpieza profesional, eficaz y segura.

El principal motivo de contratar a profesionales es tu tranquilidad:

  • Son expertos, conocen las características, los detalles técnicos y saben cómo se deben limpiar los paneles solares sin poner en riesgo la instalación ni alterar su rendimiento.
  • Cuentan con personal cualificado que cumple con las normas de seguridad y prevención de riesgos laborales, evitando accidentes tanto para los trabajadores como para los clientes.
  • Disponen de equipos y herramientas especializadas que facilitan el acceso y la limpieza de los paneles, incluso en las zonas más difíciles o en condiciones climáticas adversas, como lluvia, nieve o granizo.
  • Utilizan productos biodegradables y ecológicos que no contaminan el medio ambiente ni afectan al funcionamiento de los paneles.
  • Las mejores empresas de limpieza y mantenimiento de placas solares utilizan agua desionizada obtenida de un proceso de filtrado a través de resinas.
  • Ofrecen un servicio personalizado y adaptado a las necesidades y preferencias de cada cliente.

Muchas de estas empresas no solo se dedican a la limpieza de paneles solares, también se pueden encargar del mantenimiento anual, revisar el inversor y monitorizar toda la instalación.

Así no tendrás que preocuparte de nada, estarás seguro/a de que todo funciona a la perfección y te olvidas de las averías y problemas técnicos que puedan surgir por la falta de mantenimiento.

placas solares sucias

Suciedad y pérdida de rendimiento de tus paneles solares

Para saber cuándo limpiar tus paneles fotovoltaicos, una forma sencilla es hacer inspección visual para ver si tienen hojas, ramas, polvo, arena u otro tipo de suciedad que pueda afectar a la captación de la luz solar.

Sin una limpieza adecuada, y con las placas solares sucias, la perdida de rendimiento podría llegar a ser del 20% al 25%.

Si notas una caída significativa en la producción de energía de tus paneles, aunque sean relativamente nuevos y la instalación eléctrica parezca funcionar correctamente, la suciedad podría ser la culpable.

Si no puedes hacerlo visualmente, puedes utilizar una herramienta para monitorizar tu instalación solar en tiempo real y detectar a tiempo una bajada en el rendimiento.

Algunas herramientas de monitoreo de paneles solares son:

  • Inversores solares inteligentes
  • Sensores de irradiación
  • Sensores para medir la temperatura
  • Analizadores de redes
  • Estación meteorológica Inalámbrica
  • Sensores para medir la dirección y velocidad del viento

¿Cuándo debes limpiar tus paneles solares?

Es aconsejable limpiar los paneles solares por la mañana, evitando hacerlo bajo la exposición directa del sol. En el momento más caluroso del día, pueden llegar a alcanzar fácilmente temperaturas de entre 60 y 80 °C.

Esto no solo supone un riesgo de quemaduras, sino que también puede hacer que el agua se seque más rápido y que acabe dejando manchas en la superficie de los paneles.

Si te es imposible hacerlo por la mañana, también puedes elegir un día nublado o lavarlos por la tarde, cuando el sol no está en su punto más alto y la temperatura es más baja

Además, es importante tener en cuenta la orientación de los paneles solares. Si están orientados hacia el este, es mejor limpiarlos a primera hora de la mañana, ya que recibirán más luz solar durante el resto del día.

En cambio, si su orientación es hacia el oeste, conviene hacerlo por la tarde por el mismo motivo. Si están orientados hacia el sur, puedes elegir cualquiera de las dos opciones, siempre y cuando no sea al mediodía.

limpieza placas solares tejado

¿En qué época del año es mejor limpiar las placas solares?

La primavera y el otoño son las mejores épocas del año para hacer una limpieza a tus placas solares, ya que las temperaturas no son tan extremas y la radiación solar es moderada.

A mediados de primavera, con la llegada del buen tiempo, hay más horas de luz, y es el momento perfecto para llevar a cabo una limpieza a fondo y eliminar cualquier rastro de polen que haya podido acumularse. Así tendrás tu instalación impecable y lista para el verano, cuando la producción de energía es lógicamente mayor.

Puedes repetir esta operación en otoño, para deshacerte de las hojas secas que puedan haberse estancado en el tejado. Esto garantizará que los paneles sean lo más eficientes posible durante el invierno, cuando los días son más cortos y la cantidad de luz solar es menor.

Aunque es posible llevar a cabo la limpieza de los paneles durante el verano, es importante evitar hacerlo durante las olas de calor. Las altas temperaturas pueden ocasionar deformaciones en los colectores solares, lo cual debemos evitar a toda costa.

En invierno, la limpieza no será tan efectiva, el clima en general no es tan favorable para hacer una limpieza segura y duradera en esta época del año.

¿Cada cuánto hay que limpiar las placas solares?

La limpieza de los paneles solares es una de las tareas de mantenimiento más importantes en un sistema fotovoltaico. Una operación fundamental para evitar que la suciedad bloquee los rayos solares.

Sin embargo, determinar la frecuencia idónea de limpieza no tiene una única respuesta. Depende la ubicación geográfica, si hay mucho polvo, si llueve muy a menudo y otros factores que influyen significativamente en el número de veces que hay que limpiar los paneles solares a lo largo del año.

Una de las recomendaciones más habituales para un sistema de autoconsumo fotovoltaico es limpiarlo al menos dos veces al año, aunque, como mencioné anteriormente, esto dependerá en gran medida de la ubicación.

En áreas urbanas con muchos árboles, donde el polen o las hojas secas pueden acumularse en los paneles, así como en zonas industriales con altos niveles de contaminación, necesitarás limpiarlos con más frecuencia.

También son más propensos a ensuciarse en zonas rurales y agrícolas con altas concentraciones de polvo y arena, o cerca del mar, donde el ambiente tiende a ser muy salino y es habitual la presencia de aves, se deben estar limpiando las placas solares constantemente.

En la siguiente tabla tienes toda la información que necesitas para planificar la limpieza de tu instalación fotovoltaica dependiendo del tipo de paneles que tengas.

Tipo de panelFrecuencia de limpieza
Paneles solares clásicosEn condiciones normales, una o dos limpiezas anuales.
Paneles solares térmicosDos veces al año, además de revisar el fluido térmico del colector.
Paneles solares portátilesDependiendo del uso, una vez a la semana.
Paneles solares híbridosLimpieza idéntica a la de un panel solar convencional y mantenimiento como el de los paneles solares térmicos.
Scroll al inicio