platos cocinados con papel aluminio en el horno

¿En el horno eléctrico se puede meter aluminio?

El papel de aluminio es muy práctico en la cocina, tanto para conservar alimentos como para cocinarlos. Fácil de moldear, muy resistente, el aluminio es un buen conductor del calor, lo que implica que se calienta en poco tiempo y de manera uniforme.

Esto puede ser una ventaja para cocinar, ya que se consigue una cocción más rápida y precisa. Sin embargo, existe un eterno debate sobre su seguridad y uso en el horno.

¿Se puede meter papel de aluminio en el horno?

Esta es una pregunta frecuente que solemos hacernos a la hora de cocinar o de limpiar el horno. La respuesta es que sí, se puede meter papel de aluminio en el horno, pero con precaución y siguiendo algunas recomendaciones.

El papel de aluminio no altera el sabor ni el valor nutricional de los alimentos, y puede ayudar a conservarlos mejor y/o prevenir que se sequen o se quemen.

Por eso, muchas recetas recomiendan tapar o envolver los alimentos con papel de aluminio durante la cocción. De hecho, es un material muy común en los utensilios de cocina, como ollas, sartenes o cubiertos.

Puedes utilizar papel de aluminio en el horno, pero hay algunas recomendaciones que debes tener en cuenta para evitar riesgos innecesarios.

  • Aunque el papel de aluminio se puede utilizar en el horno, los fabricantes no recomiendan usarlo para proteger las paredes de las manchas y salpicaduras de grasa. Al hacerlo, podrían rayarse, deteriorar seriamente el esmalte, adherirse y dejar residuos difíciles de limpiar.
  • Tampoco es conveniente ponerlo en el fondo (sobre todo en los hornos de convección), ya que podría alterar el flujo de aire afectando a la cocción de los alimentos y el buen funcionamiento del electrodoméstico, acortando notablemente su vida útil.
  • El papel de aluminio aguanta sin problemas hasta 250 grados, y aunque resiste muy bien el calor, no conviene exponerlo a temperaturas demasiado altas. No precalientes el horno con papel de aluminio en el interior.
en el horno electrico se puede meter aluminio

Aunque el aluminio se puede meter al horno, ¿qué alternativas hay?

Si no estás convencido/a y quieres prescindir del papel de aluminio en el horno, también tienes algunas opciones que puedes probar.

Tapete de silicona para horno

Los tapetes de silicona para horno son láminas flexibles, son muy duraderos, resistentes al calor, se pueden reutilizar y soportan temperaturas de hasta 250 °C. Esto los convierte en una opción ecológica y económica, que reduce el uso de papel de aluminio u otros materiales desechables.

Tienen una superficie antiadherente que evita que los alimentos se peguen a la bandeja. Son muy fáciles de limpiar, ya que incluso el azúcar quemado y la grasa se desprenden de la superficie sin esfuerzo. Se pueden lavar a mano con agua y jabón, o en el lavavajillas.

Papel de horno

También conocido como papel vegetal o papel sulfurizado, lo podemos encontrar con diferentes colores, puede estar blanqueado o ser más oscuro, y en formato de hojas sueltas o en rollo, para que podamos cortar el tamaño que queramos.

Al ser impermeable, da mucho juego a la hora de utilizarlo en la cocina. Es aislante, antiadherente y, resiste temperaturas de hasta unos 220 °C. Sirve para forrar las bandejas del horno y no tener que preocuparnos de que los alimentos se peguen.

Fuentes de vidrio para horno

Una de las mayores cualidades de las fuentes de cristal para horno es su capacidad para retener el calor. Esto permite cocinar todo tipo de recetas de manera uniforme, conservando el sabor, la textura y mantener la temperatura de los alimentos por más tiempo.

Las fuentes de vidrio para horno son de cristal templado o borosilicato, materiales que pueden resistir hasta 300 °C. Son fáciles de limpiar, pudiéndose lavar a mano o en el lavavajillas.

En el mercado podemos encontrar todo tipo de tamaños y formas de marcas reconocidas como Pyrex, Marinex, Luminarc, Arcuisine o Duralex.

Bandejas de acero inoxidable para horno

Si no quieres meter papel de aluminio al horno, las bandejas y fuentes de acero inoxidable son una gran alternativa. Se utilizan en la mayoría de cocinas profesionales por su durabilidad y facilidad de limpieza.

Son duraderas y soportan un uso intensivo durante muchos años. Vienen en diferentes tamaños y son resistentes a los arañazos. Además, como no reaccionan al calor, puedes cocinar casi cualquier receta, excepto alimentos muy ácidos.

Scroll al inicio