duchas electricas

Duchas eléctricas ¿Valen la pena? ¿Cómo se montan?

Originarias de Brasil, las duchas eléctricas son una solución para zonas en las que, por el motivo que sea, aún no hay agua caliente.

Por ejemplo, fincas aisladas en medio del campo, casas rurales o de montaña en las que instalar una caldera o hacer obras para instalar un sistema de producción de agua sanitaria, puede llegar a ser bastante caro.

¿Cuál es la mejor ducha eléctrica?

En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de duchas eléctricas modernas, de techo, cuadradas, con manguera y con presurizador. Pero mi favorita, después de haberla probado todo el invierno, en el baño de una casona rural con poca presión de agua y con duchas rápidas de unos 5 minutos, es este modelo:

Ducha eléctrica para baño 220 V

  • Fabricada en polipropileno, un material duradero y resistente.
  • Dúchate a tu manera, graduable con sus tres controles de temperatura, baja, media y alta.
  • Compacta, ligera y muy fácil de instalar.
  • Con un caudal de agua potente y homogéneo.

¿Cómo funciona una ducha eléctrica?

El funcionamiento de una ducha eléctrica es muy sencillo, parecido a un hervidor de agua.

Al abrir el grifo, el agua fluye hacia la alcachofa de la ducha, moviendo un pequeño diafragma que activa un interruptor, permitiendo el paso de la corriente eléctrica.

La electricidad cumple la función de calentar una resistencia eléctrica, la cual, al entrar en contacto con el agua, transfiere el calor. En cuestión de segundos, el agua caliente comienza a fluir a través del cabezal difusor de la ducha.

Gracias a este mecanismo, el agua fría se calienta prácticamente al instante, garantizando un flujo continuo de agua caliente, sin tener que esperar a que alcance la temperatura deseada.

La temperatura generalmente fluctúa entre 37.8 °C y 42.2 °C, que es un poco más alta que la temperatura corporal.

¿Cuánto consume una ducha eléctrica?

El consumo energético de las duchas eléctricas cuando alcanzan la máxima temperatura es de aproximadamente 5 kWh a 120 V y 7.5 kW a 220 V.

Supongamos que te das una ducha de 5 minutos, de promedio estarías consumiendo 0,83 kW.

¿Qué ducha eléctrica consume menos energía?

220V Cabeza de Ducha eléctrica, del Calentador de Agua instantáneo,...
220V Cabeza de Ducha eléctrica, del Calentador de Agua instantáneo,...
Hecho material PP, duradero y larga vida útil. Voltaje: 220 V.; Un interruptor, instantáneo caliente, con soporte manguera.

Al calentar el agua solo cuando se necesita, al igual que un calentador eléctrico instantáneo, se evita el desperdicio de energía que implica tener un termo eléctrico lleno de agua caliente constantemente. Así, se reduce el gasto en la factura de la luz y se contribuye a proteger el medio ambiente.

Si quieres calcular cuánto consume una ducha eléctrica al mes, te invitamos a que utilices nuestra calculadora energética:

Como instalar una ducha eléctrica

En primer lugar, las duchas eléctricas son fáciles de instalar, especialmente en hogares con espacio limitado. Esto las convierte en una alternativa sencilla y económica para tener agua caliente en cualquier momento.

En comparación con un termo, un calentador o una caldera, las duchas que calientan el agua solo necesitan una conexión eléctrica y una salida de agua, sin obras ni complicaciones.

Los pasos para hacer la instalación de una ducha eléctrica son los siguientes:

  1. Antes de comprar una ducha eléctrica, consulta las especificaciones del fabricante para asegurarte de que sea compatible con el voltaje, el cableado y la instalación de tu vivienda.
  2. Revisa minuciosamente el estado de los cables en tu cuarto de baño y comprueba que se encuentren en buen estado. Si tienes dudas sobre su integridad, es recomendable que un electricista revise y realice las reparaciones necesarias antes de seguir con la instalación.
  3. Para evitar cualquier riesgo de electrocución, desconecta la corriente general desde el cuadro eléctrico de casa y cierra la llave principal del suministro de agua.
  4. Es momento de quitar la ducha antigua. Dependiendo del modelo, necesitarás una llave inglesa o una fija para que puedas desmontarla fácilmente.
  5. A continuación, enrosca la alcachofa de la ducha eléctrica a la salida de agua, asegurándote de que quede bien sujeta y completamente sellada Para prevenir posibles fugas, pon un poco de teflón en la rosca de la ducha.
  6. Conecta los cables a la ducha eléctrica por dentro, para no confundirte, sigue al pie de la letra el manual de instrucciones y realiza las conexiones de la forma correcta. Suelen ser tres cables y necesitan una línea directa hasta el cuadro eléctrico.
  7. Antes de conectar la electricidad y encender la ducha eléctrica, abre el grifo y comprueba que no haya fugas en ninguno de los empalmes, tanto en el cabezal como en la salida de agua del baño.

Para terminar la instalación, cierra el grifo de la ducha, conecta la electricidad del cuadro eléctrico y abre de nuevo el grifo. Comprueba que el caudal del agua tiene suficiente presión, si calienta mucho, cierra el grifo y mueve el regulador de temperatura para ajustarlo a tu gusto y disfruta de una ducha instantánea.

Recuerda siempre seguir las instrucciones específicas del fabricante y, en caso de tener alguna duda, ponte en contacto con un electricista cualificado para que te ayude con la instalación.

como instalar ducha electrica

¿Las duchas eléctricas son seguras?

Aunque en principio puede parecer peligroso mezclar agua y electricidad a unos centímetros de la cabeza, las duchas de baño eléctricas son completamente seguras siempre y cuando se instalen correctamente.

Esta clase de duchas están fabricadas con todas las medidas de seguridad necesarias, son sometidas a pruebas exhaustivas y se revisan minuciosamente antes de ser puestas a la venta.

Eso sí, no es nada recomendable comprar una ducha eléctrica con enchufe, ya que, por razones de seguridad, debe estar conectada directamente al cuadro eléctrico con un cable de 10 mm² de sección.

Es imprescindible proteger la ducha desde el cuadro eléctrico con un disyuntor de 25 amperios o superior para 220 V, o de 40 amperios si el voltaje es de 110 V.

Para asegurarte, puedes calcular el amperaje de una ducha eléctrica con la siguiente fórmula:

Corriente (A) = Potencia (W) / Voltaje (V)

Por ejemplo, si la potencia de la ducha eléctrica es de 5500 W, el cálculo sería:

Corriente (A) = 5500 W / 220 V = 25 A

En este caso, necesitarías un disyuntor con un amperaje nominal igual o superior a 25 amperios para una ducha eléctrica de 220 V.

Conclusiones

Si no quieres hacer obras en casa para instalar una caldera o si la idea de tener un calentador eléctrico enchufado todo el día no te acaba de convencer, para ahorrar tiempo y dinero, ¿por qué no instalar una ducha que calienta el agua al instante?

Scroll al inicio