calentador electrico instantaneo

Calentador eléctrico instantáneo ¿Puedo instalarlo en casa?

Por la mañana, en pleno invierno, ¿cuántas veces te has tenido que esperar a que el agua esté caliente para darte una ducha?

Si tienes que salir corriendo a trabajar, sabrás lo incómodo que es quedarte esperando cinco largos minutos para luego ducharte a toda prisa preocupado/a por si sale agua fría en cualquier momento.

Con un calentador eléctrico instantáneo, nunca te quedarás sin agua caliente. Es hora de relajarte, ahorrar tiempo y dinero sin tener que desperdiciar litros y litros de agua innecesariamente.

Bosch Instantáneo

  • Eficiencia energética clase A
  • Ideal para la cocina, el baño, la ducha o el lavabo
  • Con tecnología Clickfix plus de fácil montaje
  • Ajuste de temperatura cómodo y sencillo
  • Protección anti-humedad IP-25

REBAJAS
Calentador instantáneo para ducha

  • Con panel de vidrio templado, fabricado en PVC de alta calidad
  • Termostato de alta precisión y temperatura autorregulable
  • Pantalla LCD y botones táctiles
  • Sistema de apagado automático
  • Protección contra sobrecalentamiento y resistente a la corrosión

¿Qué es un calentador eléctrico instantáneo?

El calentador eléctrico instantáneo es una de las soluciones más sencillas para la producción directa e ilimitada de agua sanitaria (ACS).

Al contrario que los termos eléctricos, no mantiene el agua caliente dentro de un tanque, sino que la calienta justo cuando la necesitas, en el momento que abras el grifo.

De tamaño compacto, un calentador de agua eléctrico sin depósito ahorra mucho espacio. se puede instalar fácilmente en baños y cocinas con muy pocos metros cuadrados.

Abastece cómodamente una demanda moderada de agua caliente al instante, convirtiendo hasta el 99% de la electricidad en calor.

¿Cómo funciona un calentador electrico instantáneo?

Este innovador sistema para calentar el agua funciona de manera similar a un termo eléctrico convencional, pero con un enfoque mucho más inteligente y económico.

Se compone principalmente de tres elementos: una resistencia eléctrica, un termostato encargado de regular la temperatura del agua y un sensor de caudal que detecta la apertura del grifo y activa el calentador.

Su funcionamiento es el siguiente: al abrir el grifo de agua caliente, el sensor de caudal envía una señal al termostato, el cual activa la resistencia eléctrica para calentar el agua. Cuando se cierra el grifo, el sensor de caudal corta la señal al termostato, apagando así la resistencia eléctrica.

De esta manera, el calentador solo consume electricidad cuando se usa el agua caliente, y no desperdicia energía, ya que no tiene que mantener el agua caliente dentro de un termo.

La temperatura y el caudal del agua dependen enteramente de la potencia de la resistencia. Por ejemplo, un modelo de 7,3 kW podría calentar 2,6 litros de agua por minuto a una temperatura de 55 °C, o 4 litros de agua a 40 °C.

como funciona un calentador de agua instantaneo

Cómo elegir el calentador de agua eléctrico instantáneo adecuado

Si estás pensando en instalar un calentador de agua eléctrico instantáneo en tu hogar, es importante que tengas en cuenta algunos detalles para elegir un modelo que se adapte a tus necesidades.

Como especialista en la instalación de calentadores eléctricos instantáneos, voy a darte varios consejos basados en mi formación profesional y más de 20 años de experiencia en el sector.

A lo largo de mi trayectoria, he instalado una amplia gama de calentadores, desde los más simples hasta los más sofisticados, por lo que estoy familiarizado con los elementos clave que hay que tener en cuenta para elegir el mejor calentador eléctrico instantáneo para tu hogar.

Puntos de consumo

Es decir, las tomas de agua que vas a necesitar, como el lavabo, la ducha, la cocina o el lavavajillas. Dependiendo de cuántos puntos de consumo tengas y de cuánta agua caliente necesites en cada uno, tendrás que elegir un modelo con una potencia y un caudal adecuado.

Por ejemplo, si quieres tener un calentador de agua instantáneo para la ducha y otro para la cocina, puedes optar por dos calentadores individuales.

Así podrás regular la temperatura del agua según tus preferencias en cada momento. Sin embargo, si prefieres tener un único calentador para toda la casa, deberás elegir uno centralizado con suficiente potencia y caudal para abastecer todos los puntos de uso.

Potencia

La potencia del calentador es la capacidad que tiene para calentar el agua en un tiempo determinado. Se mide en kilovatios (kW) y cuanto más tenga, más rápido podrá calentar el agua, manteniéndola a una temperatura constante.

Cuanta más agua caliente necesites, más potente debe ser el calentador de agua instantáneo que elijas.

Por lo general, se recomienda una potencia mínima de 3 kW para un punto de consumo con un caudal bajo (como un lavabo), y una potencia mínima de 7 kW para uno con un caudal alto (una ducha).

Es importante que compruebes que tu instalación eléctrica pueda soportar la potencia del calentador que elijas, ya que estos aparatos consumen una cantidad considerable de energía. Si no es así, deberás hacer una ampliación o una modificación en la instalación eléctrica de casa, lo que puede suponer un coste adicional.

Caudal del agua

El caudal es la cantidad de agua que sale por el grifo y que el calentador puede calentar en un minuto. Se mide en litros por minuto (l/min), a más caudal, más agua caliente tendrás disponible.

Aunque dependerá de tus hábitos de uso, por lo general, se recomienda un caudal mínimo de 2 l/min para un lavabo, 5 l/min para el fregadero de la cocina y 10 l/min para la ducha.

Lavabo del baño2 l/min
Lavavajillas5 l/min
Grifo del fregadero de la cocina5 l/min
Ducha10 l/min
Lavadora3 – 9 l/min
Bañera15 l/min

Para calcular el caudal que necesitas, tienes que sumar el flujo del agua de los puntos de consumo que vayas a usar simultáneamente. Por ejemplo, si quieres un calentador que pueda suministrar agua caliente a la ducha y al fregadero al mismo tiempo, necesitarás un caudal de:

Caudal = 10 + 5 = 15 l/min

Es importante que compruebes que el calentador que elijas puede suministrar el caudal que necesitas, ya que de lo contrario podrías experimentar una pérdida de presión o una variación en la temperatura del agua.

También debes tener en cuenta que el caudal puede verse afectado por factores externos, como la calidad del agua, el estado de las tuberías o la época del año.

También hay que considerar la distancia entre el calentador y los puntos de consumo, ya que, a medida que aumenta la distancia, el agua tardará más en llegar y se enfriará durante su recorrido.

Tamaño

Los calentadores de agua instantáneos suelen ser más pequeños en comparación con los tradicionales termos eléctricos. Aun así, no hay que pasar por alto las dimensiones del aparato y el sitio donde lo vamos a dejar instalado.

Aunque tengas espacio, siempre es mejor elegir un calentador lo más pequeño posible sin comprometer su rendimiento ni su seguridad.

Por mi experiencia instalando calentadores eléctricos, lo mejor es dejar espacio suficiente para facilitar la instalación y el mantenimiento, para que esté bien ventilado y no se sobrecaliente.

Control de temperatura

El ajuste de la temperatura puede ser manual o automático.

Lo bueno de regular la temperatura del agua automáticamente es que puedes regularla a tu gusto y con más precisión, sin subidas o bajadas repentinas de temperatura en plena ducha.

El único inconveniente es que un calentador eléctrico instantáneo con control de temperatura automático suele ser más caro y complejo de manejar en comparación con otros modelos de control manual.

Te pongo un ejemplo, si vas a instalar el calentador en un sitio poco accesible, como debajo del fregadero, puede ser más práctico elegir un calentador con control de temperatura automático y con mando a distancia.

Seguridad

Estos dispositivos, al carecer de tanque, funcionan con una potencia eléctrica elevada, por lo tanto, resulta indispensable que cumplan con todas las normativas y certificaciones de seguridad vigentes.

El calentador que elijas debería tener un sistema de protección contra el sobrecalentamiento, para que el agua no salga excesivamente caliente y pueda causarte quemaduras, dañar las tuberías o el propio aparato.

Para que puedas disfrutar de agua caliente ilimitada en casa con total tranquilidad, no pueden faltar características tales como el apagado automático, un eficiente sistema antifugas y un buen aislamiento de poliuretano de alta densidad que garantice una protección interna adicional.

Clase energética

Como no tienen depósito y no necesitan estar encendidos todo el día para calentar el agua, son mucho más eficientes energéticamente.

Los modelos actuales suelen tener una clasificación energética A o superior, aun así, consumen picos de electricidad muy altos, por eso es importante que te fijes muy bien en la etiqueta energética del modelo que elijas.

¿Qué potencia necesito?

Generalmente, los calentadores de agua instantáneos suelen tener una potencia que oscila entre 3 kW y 7 kW, lo cual es suficiente para abastecer de agua caliente a un lavabo o una ducha.

Es importante recordar que la potencia del calentador de agua eléctrico instantáneo debe ajustarse según el uso que se le vaya a dar al aparato.

A continuación, te presento una tabla que puede servirte de guía para encontrar la potencia que necesitas:

Punto de consumoPotencia en kW
1 lavabo de baño3,5 a 5 kW
1 fregadero de cocina5 a 6,5 ​​kW
1 fregadero de cocina + 1 lavabo de baño5,5 a 7 kW
1 ducha7 kW
Baño con ducha + lavabo7,5 kW a 11 kW
Baño con bañera + fregadero de cocina11 kW

Estos datos se proporcionan únicamente a título informativo.

Lógicamente, a medida que aumenta la potencia, también lo hace el consumo eléctrico. En consecuencia, cuando una vivienda necesita una gran cantidad de agua caliente, los calentadores eléctricos instantáneos pueden no ser la alternativa más económica.

Ventajas y desventajas de los calentadores eléctricos instantáneos

Si estás pensando en comprarte un calentador instantáneo eléctrico, pero aún no lo tienes claro del todo, aquí tienes sus principales ventajas y los posibles inconvenientes:

Ventajas

Además de agua ilimitada, los calentadores de agua instantáneos eléctricos cuentan con una serie de ventajas que no puedes pasar por alto:

  • Se instalan fácilmente sin necesidad de hacer obras
  • Ahorran espacio y pueden instalarse en cualquier sitio
  • Son más seguros que los de gas, no emiten gases nocivos ni necesitan una salida de humos
  • Evitan el derroche de agua, ya que el tiempo de espera para que se caliente es casi nulo
  • Consumen electricidad solo cuando se utilizan
  • Pueden utilizarse como sistema de respaldo
  • Requieren muy poco mantenimiento
  • Evita la acumulación de cal y problemas derivados la corrosión
  • Dependiendo del modelo, la vida útil de un calentador eléctrico instantáneo puede alcanzar los 20 años

Desventajas

Aunque el calentador de agua instantáneo es un sistema de producción ACS interesante, tiene algunos inconvenientes que debes conocer, sobre todo en los modelos más económicos:

  • Requieren una potencia eléctrica elevada, si vas a instalar más de uno, tendrías que subir la potencia contratada de tu vivienda y adaptar la instalación.
  • Abastecen tomas de agua individuales y no a toda la casa
  • En los modelos menos potentes, no conviene tener una demanda muy alta de agua caliente al mismo tiempo.
  • No están recomendados para regiones y climas de montaña donde el agua sea muy fría.
  • Si lo usas puntualmente resulta económico, por ejemplo, de forma ocasional en una segunda vivienda, sin embargo, si sueles llenar la bañera, si convives con más gente en casa y el consumo de agua caliente es elevado, deja de ser tan rentable.

Cómo instalar un calentador de agua eléctrico instantáneo

La instalación de un calentador eléctrico instantáneo es más sencilla en comparación con la de un termo tanque eléctrico o termodinámico. Por lo general, basta con conectarlo al suministro de agua fría y a una toma de corriente eléctrica.

Gracias a su pequeño tamaño, el calentador de agua instantáneo se adapta perfectamente a espacios reducidos. Veamos paso a paso cómo instalarlo, pero antes es importante tener a mano las instrucciones y las herramientas necesarias.

¿Qué se necesita para instalar un calentador de paso?

Si decides hacer la instalación por tu cuenta, asegúrate de contar con un medidor de electricidad y el tipo de cable con la sección recomendada por el fabricante.

  1. Cierra la llave de paso general para cortar el agua y desconecta la electricidad de casa desde el cuadro eléctrico.
  2. Elige la ubicación adecuada para fijar el calentador en la pared. Recuerda que debe haber un enchufe y una toma de agua cerca.
  3. Para que el agua no pierda presión y no se enfríe en las tuberías, colócalo entre 20 cm y 3 m de distancia de la toma de agua.
  4. Mide la distancia entre los anclajes y marca cada uno de ellos con un rotulador o un lápiz para luego hacer los agujeros con el taladro.
  5. Cuelga el calentador eléctrico instantáneo y asegúrate de que quede bien fijado y perfectamente nivelado.
  6. Conecta el calentador a la entrada y salida de agua.
  7. La conexión eléctrica no se puede hacer hasta que no se haya purgado el aparato. Hazlo durante 30 segundos por el lado del agua fría y a continuación por el lado del agua caliente.
  8. Comprueba la estanqueidad de las conexiones, para mayor seguridad y evitar fugas de agua, puedes poner un poco de teflón.
  9. Haz la conexión eléctrica y comprueba que la toma de tierra sea correcta. Utiliza un cable adecuado al voltaje y la potencia del calentador, y un disyuntor magnetotérmico para protegerlo de sobrecargas o cortocircuitos.

¿Cuánto consume un calentador eléctrico instantáneo?

Un calentador eléctrico instantáneo consume entre 3000 W y 6500 W. Esta potencia nominal está pensada para viviendas con instalaciones monofásicas.

En locales comerciales con instalaciones más potentes, es posible instalar un calentador instantáneo trifásico con un consumo a partir de 11000 W.

¿Cuánto gasta en Euros?

Para calcular cuánto te costaría, necesitas saber cuánto te está cobrando tu compañía eléctrica por kilovatio hora (kWh). En el momento de escribir este artículo, el precio del kWh en España es de 0,2 €.

Conociendo la potencia de tu calentador eléctrico instantáneo y el precio de la electricidad, puedes calcular cuánto te costaría tenerlo encendido. Veámoslo más claro con unos ejemplos suponiendo que lo utilizas 1 hora al día.

PotenciaGasto diarioGasto mensualGasto anual
3.000 Vatios0,6 €18 €216 €
6.500 Vatios1,3 €39 €468 €
11.000 Vatios2,2 €66 €792 €

Para que puedas hacer los cálculos por tu cuenta, puedes utilizar nuestra calculadora de consumo eléctrico o aplicar la siguiente fórmula:

Potencia en vatios / 1000 X horas de funcionamiento X precio del kWh

Por supuesto, la cantidad real que pagarás cada mes dependerá del tiempo que lo utilices y de la tarifa de tu compañía eléctrica.

¿Es una opción económica?

Si lo comparamos con un termo eléctrico cuyo consumo suele ser de 2 kWh y teniendo en cuenta que tiene que estar enchufado 24 horas al día, los calentadores de agua instantáneos eléctricos, aunque tengan más potencia, solo consumen electricidad cuando se utilizan.

Esto se traduce en unos ahorros mensuales de hasta un 30% en la factura de la luz. Además, al estar instalados cerca de los puntos de consumo, estos dispositivos reducen considerablemente la pérdida de agua.

Ajustando la temperatura, que según la normativa vigente no debe superar los 60 °C, y con un uso moderado, un calentador de agua eléctrico instantáneo puede llegar a ser una solución económica.

Sinergias con paneles fotovoltaicos y calentadores solares de agua

Un calentador de agua eléctrico sin depósito es relativamente rentable y sorprendentemente económico cuando se alimenta con placas solares. Además, cuando se combina con un calentador de agua solar, el ahorro energético es más que evidente:

El colector solar, equipado con un tanque de almacenamiento de agua, resuelve una de las principales limitaciones de un calentador instantáneo para 3 servicios.

Aunque alimentar con 3 kW el calentador instantáneo con energía solar depende de la potencia total de tu instalación fotovoltaica, no deja de ser una alternativa interesante.

¿En qué se diferencia un calentador con depósito de uno instantáneo?

Los calentadores de agua con y sin tanque presentan notables diferencias en cuanto a tamaño, peso y diseño.

El funcionamiento de un calentador de agua con depósito y uno instantáneo es diferente. El primero almacena el agua fría en un tanque para precalentarla y utilizarla cuando sea necesario, mientras que el segundo la calienta al instante.

Un termo eléctrico ocupa más espacio, consume más energía y tarda más tiempo en calentar el agua, pero garantiza una mayor cantidad y presión de agua caliente disponible.

Por otro lado, el calentador instantáneo ocupa menos espacio, no necesita ventilación, es más fácil de instalar y abastece el agua caliente de inmediato. En cambio, requiere más potencia (kW) para funcionar, y, dependiendo del caudal y la temperatura deseada, la presión del agua puede verse limitada.

que es mejor calentador instantaneo o de deposito

Si no quieres hacer obras, tienes poco espacio en casa o si cuentas con un presupuesto ajustado, un calentador instantáneo te resultará más rentable a largo plazo, no requiere casi mantenimiento y pagarás solo lo que gastas.

Es perfecto si vives solo o en pareja, si no utilizas mucho el agua caliente, puede ser suficiente para cubrir tus necesidades.

En cambio, si vives en familia, en un piso compartido y consumes grandes cantidades de agua caliente, es posible que un calentador de depósito sea más conveniente para tu hogar.

Scroll al inicio