bombas solares para pozos

Bombas solares para pozos ¿Para qué sirven? ¿Ahorran dinero a corto plazo?

El agua es uno de los recursos naturales más importantes de los que disponemos, pero ¿Cuál es la mejor forma de extraerla del pozo?

Las bombas solares para pozos son una alternativa cada vez más utilizada, no solo por el ahorro de electricidad o combustible, sino también por su calidad, bajo mantenimiento y sostenibilidad.

Lo primero que debemos saber sobre el bombeo solar es que funciona y tiene los mismos resultados que un sistema de bombeo tradicional. En estos sistemas de bombeo, el objetivo es extraer y transportar el agua a un lugar determinado.

Para sacar el agua, la mayoría de los pozos tubulares profundos necesitan un sistema de bombeo, también conocido como motobomba. Por lo tanto, una bomba de agua solar potente es un componente imprescindible, y posiblemente el más importante para un pozo artesiano.

En este caso, como se puede deducir del nombre, el bombeo solar consiste en bombear agua, pero utilizando energía solar fotovoltaica gracias al uso de placas solares y un inversor que se encarga de transformar la energía captada por los paneles solares para hacer funcionar una bomba de agua.

Dependiendo de sus características, como puede ser el diámetro, la profundidad o el caudal del agua, se pueden utilizar diferentes tipos bombas sumergibles solares para pozos. Aunque hay varias marcas y modelos en el mercado, unas de las más demandadas actualmente son las bombas solares para pozos de sondeo.

Veamos cómo funciona un kit de bombeo solar para pozos profundos, cuáles son las diferentes opciones, sus principales ventajas y cuánto cuesta.

¿Cómo funciona el bombeo solar?

Hoy en día, el modelo que más se utiliza es la bomba de agua sumergible para pozo solar.

Para sacar el agua del fondo del pozo artesiano hasta la superficie, la bomba sumergida requiere de un motor, que puede funcionar con energía eléctrica o fotovoltaica.

En el caso de las bombas alimentadas por energía solar, es necesario instalar un conjunto compuesto básicamente por una motobomba (bomba y motor) y uno o varios paneles solares.

La principal diferencia entre una bomba eléctrica normal y una bomba de pozo con energía solar es que la bomba solar funciona con corriente continua (DC) mientras que una bomba eléctrica normal funciona con corriente alterna (AC).

bombas solares para sondeos

La energía se obtiene convirtiendo la luz solar en electricidad en las células fotovoltaicas del interior de los paneles. La bomba, a su vez, se alimenta directamente de los paneles, sin necesidad de una infraestructura de red eléctrica, como cables o cuadros eléctricos.

Como hemos mencionado, en el caso de que se utilice una bomba de corriente alterna, se necesita un inversor para convertir la corriente continua producida por los paneles fotovoltaicos en corriente alterna.

Posiblemente, te estés preguntado qué ocurre cuando no hay suficiente sol para hacer funcionar las bombas solares para pozos, en este caso, es posible instalar baterías para placas solares o un generador para alimentar la bomba del pozo.

Al igual que las motobombas convencionales, existen diferentes opciones de bombas solares, adecuadas para determinados caudales y diámetros de un pozo artesiano.

Tipos de bombas solares

Las bombas solares para pozos se suelen clasificar en cinco tipos: bombas solares sumergibles, bombas solares de superficie, bombas solares para pozos hibridas, bombas de corriente continua y bombas de corriente alterna.

bombas sumergibles para pozo profundo solares

Bombas sumergibles para pozo profundo solares

Como su nombre indica, la bomba se sumerge en el agua. Este tipo de bomba se utiliza principalmente para bombear agua hasta unos 60 metros y suelen ser utilizadas en pozos relativamente grandes. Hay que tener en cuenta que, según el modelo, el motor puede estar sumergido o situado en la superficie.

Siempre que la profundidad del agua en el pozo no llegue a superar los 6 metros hasta la superficie, este tipo de bombas de agua pueden funcionar directamente sin necesidad de baterías, paneles solares o cualquier otro tipo de combustible.

Por esta razón, se suelen utilizar en lugares poco accesibles donde el agua se encuentra a mayor profundidad, en torno a los 50 metros. En cualquier caso, elegir el tamaño adecuado es vital para que funcionen a pleno rendimiento.

Bombas de superficie

La bomba solar de superficie se utiliza principalmente para extraer agua de tanques, depósitos y pozos poco profundos. Por sus características, son capaces de bombear agua hasta una profundidad máxima de unos 6 metros.

En general, este tipo de bomba solar se utiliza para elevar agua a media o baja presión de los depósitos situados en la superficie, por lo que utilizar paneles solares para su funcionamiento es una muy buena opción.

Bomba solar híbrida

La bomba solar híbrida es relativamente nueva. Generalmente, se utiliza en instalaciones que, por el motivo que sea, necesitan estar funcionando tanto si hace sol como si está nublado e incluso por la noche.

De este modo, cuando las placas solares no son capaces de generar energía o si se carece de una batería solar, la red eléctrica o un generador toman el relevo para que la bomba solar hibrida siga funcionando.

Bombas solares AC

Este tipo de bombas solares para pozos son las más comunes en el mercado y funcionan con corriente alterna conectada a un inversor.

A diferencia de la bomba de CC, que se conecta directamente al panel solar, la bomba solar de CA tiene que transformar la corriente eléctrica de CC (tal como la generan las placas solares) en CA (tal como la consumirá la bomba). También puede funcionar directamente enchufada a la red eléctrica.

Bombas solares de CC

La bomba solar de CC es una bomba de agua de corriente continua conectada directamente a un panel fotovoltaico. En este caso no hace falta instalar un inversor solar, por este motivo son las más eficientes del mercado.

Destacan por tener una vida útil mayor y por su sistema de arranque automático, que puede funcionar incluso con muy poca radiación solar.

Principales ventajas de las bombas solares para pozos

La ventaja más aparente del uso de bombas solares es, sin duda, el ahorro energético que suponen, es decir, se evita gastar electricidad para hacerlas funcionar. Sin embargo, la bomba solar también tiene otras ventajas:

Ahorro de costes de mantenimiento: A diferencia de los generadores eléctricos que utilizan combustibles fósiles, este cuenta con un sistema fácil de instalar, fiable y con muy poco mantenimiento.

Alta eficiencia: Estas instalaciones de bombeo solar cuentan con la última tecnología y trabajan eficazmente con una vida útil relativamente larga. Además, al no depender de la red eléctrica, pueden instalarse en lugares remotos.

Disponen de un sistema de vigilancia y automatización: Gracias a estos sistemas, podemos monitorizar la instalación de paneles solares para el bombeo solar y controlar diversos aspectos de la misma a través de aplicaciones online.

Utilizan energía limpia y sostenible para un bombeo sin ruido ni contaminación alguna.

¿Qué utilidad tiene y dónde se puede utilizar una bomba de agua?

El sistema de bombeo alimentado por energía solar puede utilizarse con diferentes propósitos, por ejemplo:

  • Agricultura: la instalación de un kit solar para riego por goteo permite aumentar la productividad sin necesidad de electricidad ni generadores.
  • Ganadería: El bombeo de agua por energía solar para el consumo de animales abarata los costes garantizando el suministro durante los periodos de sequía.
  • Agua residencial y comunitaria: Permite el suministro de agua de forma limpia, silenciosa, incluso en lugares de difícil acceso o dónde no es posible realizar una instalación tradicional.
  • Desalinización y depuración: permite extraer y tratar el agua de forma sencilla y económica para el consumo o su almacenamiento en depósitos de forma fiable y eficaz.
  • Piscinas: Los sistemas convencionales de bombeo y circulación de agua para piscinas, suelen tener un elevado consumo energético, una solución a este tipo de problemas es la instalación de un sistema de bombeo solar.

¿Cuánto cuesta una bomba con panel solar fotovoltaico para un pozo artesiano?

Dependiendo del modelo, de los accesorios, de las diferentes configuraciones o el precio de la instalación, es posible encontrar modelos sencillos de bombas de pozo solar alrededor de unos 150 €.

Debe quedar claro que las bombas solares fotovoltaicas para instalaciones de riego solar funcionarán siempre durante las horas de sol. Los equipos convencionales que utilizan combustibles fósiles pueden tener la ventaja de que podemos conectarlos y desconectarlos cuando los necesitamos.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que este tipo de instalaciones requieren una inversión inicial algo mayor. Esta inversión puede amortizarse a medio o largo plazo siempre que las instalaciones se realicen correctamente.

En general, el coste medio de las bombas solares para pozos es asequible en comparación con otro tipo de sistemas. Si bien esta clase de equipos, por sí solos, tienen un valor muy similar al de una motobomba eléctrica convencional, los paneles fotovoltaicos y sus soportes encarecen un poco el conjunto.

En cualquier caso, apostar por este tipo de instalaciones supone un ahorro en la factura de la luz o el uso reiterado de combustibles.

¿Cuántas placas solares se necesitan para sacar agua de un pozo?

La cantidad recomendada de paneles solares se calcula en función de la potencia de la bomba. Por ejemplo, para bombas de 270 a 750 W se recomiendan hasta tres paneles solares, aunque existen modelos mucho más potentes que pueden llegar a utilizar hasta 8 paneles solares fotovoltaicos.

Scroll al inicio